Cualquier producto o servicio puede venderse en el Internet a tal grado que si un negocio no está hoy día en Internet, prácticamente no existe.

Sin lugar a dudas los negocios virtuales son más económicos y nos ofrecen alcance global. Otra ventaja es la conveniencia que le ofrece a nuestros clientes. Podemos ayudar a resolver sus problemas con un solo clic. Los emprendedores también nos beneficiamos de su poder de sistematización al permitirnos multiplicar exponencialmente nuestro tiempo.

Ahora bien, hay 2 puntos muy importantes:

  1. Si tu negocio no funciona fuera del internet, es muy probable que tampoco funcione en el internet
  2. Si nunca has tenido un negocio, el internet no te convertirá en un experto.

Es por esto que debes estar consciente que para tener éxito en el Internet tienes que conocer cómo hacer negocios y cómo funciona el Internet del mundo de hoy.
El centro de operaciones para llevar nuestros negocios en el Internet se llama página web y se define por medio de un nombre de dominio único. Ahora bien, uno de los errores principales que solemos cometer cuando incursionamos en este mundo virtual, es enfocar en la parte técnica, sin antes hacernos las preguntas correctas para lograr resultados positivos en nuestros negocios.

Hoy quiero compartir contigo algunas de las preguntas que han resultado más importantes a la hora de lanzar por Internet cualquier producto o servicio propio o de mis clientes.

  • ¿Para quién es el negocio?-¿Conoces y entiendes a tus usuarios y cómo tu negocio por internet se adapta mejor a sus vidas? Tenemos que ponernos en los zapatos de nuestros cliente y ver el mundo a través de sus ojos ¿Quienes son? ¿Qué retos tienen? ¿cuáles son sus metas?
  • ¿Cómo te encontrarán los clientes?– ¿Cómo te buscan en el internet por tu nombre por tu producto o por una necesidad?
  • ¿Estás disponible 24 horas todos los días?-¿Cuán rápido puedes contestar sus preguntas? ¿Cuándo tardas en contestar sus emails o mensajes por las redes sociales? ¿Conoces sus preguntas más frecuentes y las tienes integradas en todo tu proceso de venta y contenido?
  • ¿Cómo te vas a diferenciar de la competencia?– Si no existe tu idea, es posible que a nadie le interesa consumir lo que estás ofreciendo. Identifica uno o varios nichos y diferénciate a través de tu estilo, personalidad o tono. Por ejemplo, puedes diferenciarte con un tono más humorístico, inspiracional o más técnico.
  • ¿Tienes un sitio web atemperado al consumidor de hoy? -Procura hacer tus lanzamientos rápidamente, no tenemos meses para prepararnos, la gente necesita resultados ya. No esperes a tener una página perfecta, sino lo esencial y poco a poco le vas añadiendo los elementos necesarios. Puedes desarrollar páginas de aterrizaje o landing pages según va creciendo tu negocio.

Asegúrate que tu página web, te permita capturar la data y retroalimentación de tus clientes al momento. Esto te permitirá aprender lo que desean y desarrollar los productos y servicios que ellos quieren. En esta nueva economía no tenemos tiempo ni dinero para adivinar. Tu sitio debe ser fácil de modificar y usar por todos los miembros de tu equipo y/ó tus distintos departamentos como ventas, mercadeo, finanzas etcétera. Asegúrate que los distintos elementos se integren entre sí como por ejemplo tu CRM, tu autorespondedor, tus redes sociales y tu plataforma de pagos.

¿Estás listo para llevar tu negocio al internet? ¿Qué te ha parecido este episodio? Déjame tus comentarios aquí debajo y si ha sido de valor para tí, te invito a darle like y compartirlo con todos tus contactos.

Gracias y Mucha Luz,
-Anita